Saltar al contenido
Home » Exposiciones » LA BIBLIOTECA DE PHILIP WEST

LA BIBLIOTECA DE PHILIP WEST

28 junio, 2018 – 20 octubre, 2019 Sala Philip West. Primera planta

En el año 1969 el movimiento surrealista ya había dejado atrás su época de mayor esplendor, pero algunos artistas de diversos países se resistían a dejarlo caer en el olvido. Desde el “underground” inglés, Philip West (York, Inglaterra, 1949-Zaragoza, 1997), representa ese espíritu de  la continuidad del surrealismo como arte y como filosofía de vida.

Su obra, poblada de mundos fantásticos y escenas dantescas, supone una revisión a la historia del surrealismo tratada desde un punto de vista muy personal y con una iconografía propia, en la que se contempla de primera mano las influencias de los grandes exponentes de mitad de siglo como Magritte, De Chirico o Max Ernst.

Esta fascinación por sus predecesores se ve plasmada en su biblioteca, en la cual abundan ejemplares de André Breton, padre del surrealismo, del director de cine aragonés Luis Buñuel y de Marcel Duchamp, así como una selecta colección de revistas de corte surrealista y obras de su extenso circulo de amigos entre los que destacan Octavio Paz, Enríque Gómez Correa, Ludwig Zeller y Eugenio Granell, con quien mantuvo una férrea relación profesional y personal.

Por motivo de esta amistad, Philip West, en sus últimos días de vida decide donar gran parte de su obra plástica y esta importante biblioteca a la Fundación Eugenio Granell donde se conserva actualmente. Está compuesta por más de 753 documentos entre los que destaca, como ya hemos indicado, una gran presencia de la obra de Bretón, con más de 43 volúmenes, así como de Buñuel, donde se refleja la afición de West por el cine surrealista.

El espacio principal está dedicado a la figura de West, sus catálogos, su correspondencia en la que adjuntaba pequeñas cartulinas con sus cuadros, dibujos y principalmente a sus publicaciones en las revistas más importantes del movimiento surrealista. Entre ellas encontramos el número 5 de la revista holandesa Brumes Blondes, en cuya portada se reproduce su obra Cascade; ejemplares de Transformaction, editada por su amigo y mentor inglés John Lyle; colaboraciones con el grupo Phases del francés Edouard Jaguer, donde una de sus ilustraciones llega a ocupar la portada; o varios ejemplares de El huevo filosófico, de Canadá, en el que colaboran activamente el matrimonio formado por Ludwig Zeller y Susana Wald, importantes amigos para West.

El siguiente tramo se centra en los referentes de West y en su relación con los múltiples grupos surrealistas internacionales y locales. Entre sus influencias sobresale la imagen de André Breton y Luis Buñuel, así como ejemplares dedicados a Marcel Duchamp, Max Ernst, René Magritte o Salvador Dalí, de quienes principalmente encontramos libros y manuales. Por otro lado están las obras de su extenso círculo de amigos, entre los que destacamos al inglés John Lyle, quien fue su maestro al comienzo de su carrera artística; el francés Edouard Jaguer; el matrimonio conformado por el chileno Ludwig Zeller y la húngara Susana Wald, el poeta mexicano Octavio Paz; el también poeta chileno Enrique Gómez Correa quien publica el libro de poemas Mother Darkness, que influirá directamente en el cuadro de West titulado de la misma manera; el portugués Mario Cesariny de Vasconçelos; el biógrafo de Buñuel, José Francisco de Aranda, gracias al cual profundiza en la obra del aragonés universal; entre otros.

Las revistas suponen un eje clave en esta exposición, su valor estético, sus dedicatorias y su singularidad las convierten en pequeños tesoros surrealistas que West fue reuniendo a lo largo de toda su vida y desde distintas partes del mundo. Destacan los ejemplares de Melé, Carta internacional de poesía, editada en Honolulu, Estados Unidos por el austriaco Stefan Baciu, y en la cual dedica una de las obras que decora la exposición Poet. El poeta (y su poema) a su amigo Octavio Paz; la revista francesa de artistas surrealistas Ellebore; la colombiana Cantidad hechizada de Óscar González; y Surrealisme Même de 1957 dirigida por Breton.

En esta exposición dejaremos las puertas abiertas de la biblioteca de Philp West para mostrar al público la joyas ocultas entre sus estanterías. Su relación directa con Granell ocupa un lugar importante en la que destacan cartas y dedicatorias entre los dos artistas, como fiel testimonio de la amistad que les unía.

El recorrido se completa con el óleo Hombre del mundo de Philip West acompañado de uno de sus catálogos más llamativos, el de la exposición Viajes a las regiones tropicales  realizada en Venezuela en 1981. Un buen corolario para sintetizar la imagen de hombre cambiante, que abandonó la fría Inglaterra por la ciudad española de Zaragoza para luego vivir en Venezuela cinco años donde entendería de primera mano el concepto de metamorfosis, para luego regresar a tierras aragonesas donde participaría con artistas surrealistas y participará con publicaciones en la Editorial Pórtico. Es en esa época en la que conoce a Granell. Pasará sus últimos días en Zaragoza. Algo define a la perfección la figura de Philip West son las palabras que el propio Granell le dedica en el catálogo de las obras de Philip West en la Fundación Eugenio Granell: Luz que nunca se apaga.