Saltar al contenido
Home » Exposiciones » Miguel Vidal & Lena Panciuc

Miguel Vidal & Lena Panciuc

CARA A CARA 14 julio – 9 octubre Sala Philip West. Primera planta





Este proyecto de Miguel Vidal surge, después de cuatro años fotografiando a su modelo, la artista rumana Lena Panciuc. Ambos llegan a trabajar de una manera automática, las imágenes surgen a medida que progresa la relación, días y noches incansables buscando la expresión, la interpretación de los sueños del autor vehiculada a través del cuerpo de la artista, y de sus propias creaciones que nacen de manera espontánea.
Miguel Vidal y Lena Panciuc trabajan juntos y se inspiran mutuamente, una relación artista-modelo que muchas veces sobrepasa los límites y se enriquece, se complementa, y se transforma en un proyecto común en el que las imágenes surgen de forma instantánea, con gran facilidad, como si el cuerpo de Lena y la lente de Vidal tuvieran vida propia… como Man Ray y Lee Miller, se convierten en compañeros surrealistas.
El repertorio de imágenes que nacen de esta relación, se enriquece hasta tal punto que la cantidad supera con creces la previsión del autor, dando forma a multitud de momentos fotografiados en exteriores o interiores; muchos de estos momentos se presentaron en el año 2014 con la obra en  ROOM 111, en una exposición individual en la Galería About Art, que posteriormente se puede ver en Madrid, en la JAALPHOTO FAIR y en Paris, en la feria de fotografía FOTOFEVER, ubicada en el Carrousel du Louvre.
ROOM 111 se compone de una serie de fotografías realizadas todas ellas en la Habitación 111 de un motel de los alrededores de la ciudad de Pontevedra, en las que aparecen situaciones únicas donde cada una cuenta una historia propia y el conjunto consigue crear un proyecto artístico redondo, con infinidad de matices y detalles, como si de una película se tratara. Las fotografías de esta época se caracterizan por los ambientes oscuros, casi en penumbra, con focos de luz centrados en puntos concretos y donde el eje de las composiciones es la figura de la mujer, como protagonista, y el desnudo femenino como núcleo, en multitud de formas y ambientes creados en el mismo lugar.
En 2015, el proyecto artístico de Miguel Vidal da un giro, un paso más, aportando más luz a sus imágenes. Aparecen los grises y platas, el blanco… y las composiciones tienden a suavizarse. La figura de Lena sigue siendo la base de sus trabajos, que se presentan en exteriores o interiores, dependiendo de lo que el autor nos quiera contar en cada momento, siempre con una inquietante escena que a cada uno le transmite vivencias o aspectos propios e internos. Los objetos se repiten, como objetos fetiche, una y otra vez: caretas, vendas, medias, redes… surgen como únicos complementos y pasan a contar una historia diferente cada vez.
Ahora, en el mes del Apóstol llega a Santiago de Compostela con gran emoción, emoción por ocupar un espacio en la Fundación Eugenio Granell y todo lo que eso significa para nosotros, para mi en especial porque he vivido aquí momentos mágicos en mi pasado y sigo sintiéndome en casa cada vez que vengo, pero sobre todo porque aquí se recupera la figura de uno de nuestros grandes artistas, de nuestros artistas del compromiso, del exilio, de los que nos llenan de orgullo ser de aquí, ser gallegos y de los que cuidaron de lo nuestro y le dieron sentido a nuestra historia. Para homenajear a Eugenio Granell y a su mujer y también artista Amparo Segarra, Lena y Miguel llevaron a cabo una performance con título El Combatiente Rojo, el día de la inauguración de la exposición.
María Díaz Rey, Comisaria de la exposición
About Art, 2016. Pontevedra