Saltar al contenido
Home » Exposiciones » ANTONIO CAÍÑA. Monton

ANTONIO CAÍÑA. Monton

    4 de julio – 15 septiembre
    Sala Philip West. Primera planta

    El Museo Fundación Eugenio Granell presenta la exposición “MONTON” de Antonio Caíña, comisariada por Edu Valiña que podrá visitarse en la Sala Philip West de la primera planta del museo hasta el 15 de septiembre.
    Antonio Caíña es un artista que no se mueve en los círculos y canales oficiales o más visibles del arte actual. Sin embargo, su trabajo, como el de muchos otros creadores sigue una trayectoria de coherencia, en este caso ligada a la íntima relación con los objetos, abriendo nuevas vías de expresión entorno a este tipo de representaciones.
    No exento de referentes, está vinculado directamente con la técnica asumida de forma inmediata por el movimiento dadaísta y surrealista, empleada tanto por Duchamp como Man Ray o Francis Picabia, entre otros.
    El arte de Caíña parte principalmente de los objetos rescatados, aquellos que ya se conciben como perdidos o desposeídos de su valor.
    La pretensión de dignificar objetos cotidianos supone un desafío a lo que se considera arte en oposición a lo que no lo es. En la mayor parte de las ocasiones el objeto sufre una modificación, aunque no hasta el extremo de hacerlo irreconocible. La transformación lleva a que lo designe como objeto “encontrado”, “modificado”, “interpretado” o “adaptado”.
    Siguiendo estos planteamientos, Antonio Caíña conforma una obra basada en la utilización de pequeños objetos. Crea así un micromundo a través de composiciones de pequeño formato, estableciendo una muestra que tiene como transfondo referentes de artistas contemporáneos como Jorge Machi.
    Antonio Caíña es diseñador gráfico y artista plástico de formación autodidacta. Ha expuesto en diferentes lugares: Bienal Internacional de Arte Fundación Araguaney 2000, la Ida (Madrid) 2002, Mostra Artxove 2003, A Medusa (Santiago de Compostela) 2003, Galería Espacio 48 (Santiago de Compostela) 2004, El Raval (Barcelona) 2004, Seteflores (O Carballiño) 2010. Recibió la Mención de honor en la categoría de Escultura en el “Premio Ildefonso Sánchez Mera”.